Wednesday, August 09, 2017

The Wall Street Journal: “Hable por Venezuela, papa Francisco”


Artículo de Infobae, Ago-08-2017. Evidentemente, como se lee en el título, está basado en una columna de The Wall Street Journal, Ago-08-2017, firmada por William McGurn.

The Wall Street Journal: "Hable por Venezuela, papa Francisco"

El periódico financiero comparó las duras expresiones públicas del Sumo Pontífice en contra del presidente Donald Trump y los Estados Unidos con la actitud con el déspota venezolano: "Han decidido evitar señalar por su nombre a Nicolás Maduro"

8 de agosto de 2017

En medio del llamado de la Mesa de Unidad Democrática a un "trancazo" en todo Venezuela para hoy martes en rechazo a la Constituyente de la dictadura de Nicolás Maduro y de los preparativos de nuevas sanciones contra funcionarios del régimen chavista por parte del gobierno de los EEUU, el país petrolero continúa con una población civil ahogada por una grave crisis económica, política y social.

Las protestas diarias de los ciudadanos acumulan, en cuatro meses de manifestaciones, más de 140 personas muertas por la brutal represión de las fuerzas chavistas. La ONU denunció recientemente "tortura" y el "uso generalizado y sistemático de la fuerza excesiva" en Venezuela.

Mientras tanto, los principales periódicos de los EEUU han intensificado su reclamo por acciones concretas en lo que respecta a la crisis humanitaria en Venezuela. Independientemente de su línea editorial y de su postura pública frente a las distintas medidas implementadas por la administración Trump, tanto The New York Times como el Washington Post y The Wall Street Journal dedican de manera recurrente espacios en portada para abordar la problemática vinculada con el país sudamericano.

Fue justamente el periódico con foco en el mundo financiero, propiedad del conglomerado noticioso News Corp y fundado por Rupert Murdoch, que engloba, entre otros, al New York Post y a Fox Broadcasting Company con su influyente cadena noticiosa Fox News, el último en denunciar las atrocidades del régimen de Maduro; pero en esta oportunidad, con el foco puesto en la tibia posición que han demostrado al respecto referentes mundiales de la talla del papa Francisco.

"Hable por Venezuela, papa Francisco" se titula la columna de opinión firmada por William McGurn, que no solo destaca la, hasta hace pocos días falta de una postura pública y definida del Sumo Pontífice sobre la situación en Venezuela, sino que, también, critica la dura posición del máximo representante de la Iglesia católica en la Tierra con respecto al presidente Trump.

"Cuando el papa Francisco quiere que aquellos a quienes desaprueba les llegue su mensaje, nunca le faltan las palabras; sobre todo cuando se trata de los EEUU" asegura McGurn. "Pero cuando se trata de la brutalidad del gobierno venezolano contra su propio pueblo, tanto el papa Francisco como el Vaticano han decidido, en gran parte, evitar señalar por su nombre a Nicolás Maduro".

La columna de opinión destaca que fue solo cuando el reclamo popular masivo -marcado por las manifestaciones callejeras de los pasados cuatro meses que comenzaron a ganar notoriedad a nivel mundial- comenzó a hacerse imposible de callar, cuando el Vaticano finalmente se pronunció en contra de la Asamblea Constituyente de Maduro y los superpoderes de sus 545 miembros para reescribir la constitución y de esta manera poder perpetuarse indefinidamente en el poder.

El periódico marca la diferencia entre la postura expresada por obispos venezolanos, quienes han tuiteado recientemente una plegaria reclamando la liberación de su patria de las garras del comunismo y del socialismo, y la políticamente correcta expresión de "profunda preocupación" compartida por el Vaticano.

El autor recuerda cómo, tanto el papa Francisco e indirectamente el Vaticano, no se mostraron tan parcos a la hora de expresar su preocupación por el ascenso del presidente Trump como uno de los nuevos referentes de Occidente. "Ya sea mediante la sugerencia de que el señor Trump no es cristiano, el haber advertido el día de la asunción del republicano que el populismo puede llevar a Hitler o inferir públicamente que la economía de los EEUU mata, el papa Francisco nunca dudó en mostrar su argot de desagrado".

La columna también habla sobre un supuesto "malentendido histórico" que habría llevado a países pobres y católicos de Latinoamérica a culpar a "su vecino acaudalado y protestante del Norte" por todos sus males. Para justificar dicha teoría, el Wall Street Journal hace referencia a las declaraciones del mes pasado del papa Francisco, quien acusó a los EEUU de tener "una visión distorsionada del mundo".

El autor destaca que antes de ser elegido papa, Jorge Mario Bergoglio fue objeto de duras criticas y cuestionamientos por mostrarse apático y no "criticar adecuadamente" al régimen militar que ejercía control absoluto sobre su Argentina natal durante su ejercicio como referente de la comunidad jesuita.

"Hoy día los curas y obispos católicos desafían corajudamente al régimen venezolano, que ha secuestrado lo que solía ser la nación más rica de todo Latinoamérica y ha llevado a su gente a la pobreza y el despotismo" afirma McGurn. "En estos tiempos tan oscuros ¿acaso no merece el castigado pueblo de Venezuela algo de inspiración pública del primer papa latinoamericano?".